martes, 14 de noviembre de 2017

Trabajo práctico de Historia 4to Año: Causas del golpe de Estado de 1976

Parámetros:

-          Grupos de tres o cuatro estudiantes.
-          Señalen en cada hoja entregada nombre, apellido, año y división de cada uno de los integrantes del grupo.
-          Tipo y tamaño de letra: Times New Roman o Arial, tamaño 12 (Interlineado: 1,5), páginas numeradas en margen inferior derecho.
-          1º hoja carátula, 2º hoja consignas, a partir de 3º hoja desarrollo, última hoja       bibliografía.
-          Fecha de entrega: 29-11-2017

Consignas:

1)      Busquen y lean el prólogo a la primera edición del Nunca Más y respondan: ¿cuáles son los motivos por el que ocurrió el golpe de estado del 24 de marzo de 1976?

2)      Entrevisten a un adulto que haya sido mayor de edad al momento del inicio de la última dictadura militar y pregúntenle acerca de su parecer sobre las causas del golpe de Estado de 1976

3)      Busquen y revisen algún artículo de diario o revista de tirada nacional escrito entre los días previos y posteriores al golpe de Estado de 1976.
A)    Realizar un resumen del artículo.
B)    Señalen cuáles son los motivos del derrocamiento del gobierno de María Estela Martínez de Perón según este artículo periodístico.
C)    Citar nombre de la publicación, autor (en caso de que figure), título y fecha.
       
    4)      Basándose en el artículo “Si estás cómodo, no leas” del historiador Diego Ceruso (publicado en blog), responder:
a)      ¿Por qué se originó el golpe cívico-militar de 1976?
b)      ¿Cuáles son las consecuencias que generó la última dictadura militar para nuestra sociedad?
      
      5)      a) Realizar un cuadro que muestre las diferencias y similitudes sobre las diferentes versiones de las causas golpe de Estado de 1976 trabajadas en las consignas 1), 2), 3) y 4).

b) Desarrollar una opinión y una valoración sobre las distintas versiones de los motivos del golpe de Estado que obtuvieron en las consignas anteriores.

Si estás cómodo, no leas. Recuerdo del golpe del Estado del 24 de marzo de 1976

“Si estás cómodo, no leas”
Recuerdo del golpe del Estado del 24 de marzo de 1976. 

Por: Diego Ceruso (Doctor en Historia, UBA)
Fuente: Carolina Quintana, Medios Digitales. Miércoles 24 de Marzo de 2010

El 24 de marzo de 1976 las Fuerzas Armadas desalojaron del gobierno a la presidente constitucional María Estela Martínez de Perón. La Junta Militar, en representación de la Fuerzas Armadas, designó presidente a Jorge Rafael Videla. Estos eventos dieron lugar al comienzo de uno de los períodos más sangrientos de la historia argentina. El gobierno militar implantó un sistema denominado Terrorismo de Estado al cual se lo suele definir por la implementación de una política sistemática de represión ilegal en la cual tienen lugar la desaparición de personas, la tortura, la muerte, el secuestro, el robo y la sustitución de identidad de menores, entre otros rasgos centrales.
Esta nota pretende ser algo más que un mero recordatorio, propone poner en discusión algunos “sentidos comunes” que reproducimos constantemente. Suele explicarse que los militares asumieron el gobierno producto de la agitación social convulsionada como consecuencia, principalmente, del accionar de los grupos armados. ¿Cómo se sostiene este argumento frente a los datos históricos que demuestran que la mayoría de los desaparecidos no formaban parte de organizaciones armadas y, al menos, el 30% de ellos eran obreros? ¿Tranquilizará este argumento la conciencia de aquellos que por acción u omisión acordaron con el golpe de Estado? ¿Tranquilizará este argumento la conciencia de aquellos que por temor, por cierto entendible, callaron? ¿Tranquilizará este argumento la conciencia de aquellos que infantilmente sostuvieron “no saber nada” luego de 1983 mientras reproducían el “por algo será” durante la dictadura? ¿Tranquilizará este argumento la conciencia de aquellos que eligieron festejar un gol de Kempes? Las organizaciones armadas que operaban en la Argentina se encontraban notablemente diezmadas al momento del golpe de Estado. El accionar de la Alianza Anticomunista Argentina (AAA) durante el tercer gobierno peronista fue la principal responsable. A propósito, si la AAA era una organización creada, dirigida y financiada desde el Estado: ¿será que el Terrorismo de Estado empezó antes de 1976?
Algunos sostenemos que la última dictadura militar argentina tuvo otras motivaciones. Algunas de las explicaciones que podrían darse sobre dicho proceso histórico son: la necesidad de implementar un modelo económico que hiciera eje en la desindustrialización, que favoreciera a los sectores financieros y las empresas más concentradas de la economía nacional e internacional, que beneficiara a los sectores ligados al comercio exterior, que perjudicara a la clase trabajadora mediante la pérdida de derechos y conquistas laborales, entre otras razones. Si aceptamos estas motivaciones quizá podamos entender que el principal objetivo de la dictadura fuera la represión sobre los delegados de base en las fábricas. Estos mismos obreros que obturaban el avance de dicho modelo e impedían la pérdida de las condiciones de vida de la clase trabajadora.
Para terminar invito al lector a reflexionar sobre las condiciones que hicieron posible la última dictadura militar. Los genocidios podrán ser ordenados por los gobiernos pero son llevados a cabo por los pueblos. No sólo por aquellos que participaron de alguna instancia estatal sino por todos aquellos que convalidaron la última dictadura. El Estado y los medios de comunicación se encargaron de atemorizar a la población en los años previos al golpe cívico-militar; entendieron que si exacerbaban e inventaban “operativos guerrilleros” provocarían miedo, y el miedo genera consenso para reprimir. Del miedo sólo surgen alternativas reaccionarias y conservadoras porque aquel que tiene algo (muchos no tienen nada), sólo quiere conservarlo.
Algunas consecuencias de la dictadura militar: 30.000 desaparecidos, muchos más torturados, muchos más secuestrados, muchos más asesinados, menores raptados, sustitución de identidad y una sociedad totalmente traumatizada por el miedo y el dolor. En cada lugar donde haya temor a sindicalizarse, en cada obrero que cumpla una hora de más porque el patrón se lo pidió “de onda”, en cada despido arbitrario, en cada lugar donde no existan cloacas y agua potable, se ven palpables las consecuencias de la dictadura militar. El individualismo, el egoísmo y el “no te metas” son también consecuencia de una dictadura militar que logró el objetivo de romper los espacios colectivos de organización popular. Si en 1976 hizo falta un gobierno militar que implantara el Terrorismo de Estado para instalar un modelo económico neoliberal, en 1990 sólo hicieron falta dos leyes. Por algo será.  

jueves, 9 de noviembre de 2017

El sistema carcelario y el Estado Moderno - Foucault

El sistema carcelario y el Estado Moderno.





Extracto de: Michel FoucaultLas redes del Poder, Editorial Almagesto, 1976.

[...] La prisión como sistema de castigo fue establecido tardíamente al fin del siglo XVIII. Antes de esa fecha la prisión no era un castigo legal: se aprisionaba a las personas simplemente para retenerlas antes de procesarlas, y no para castigarlas.
Las prisiones modernas se crearon como sistema de represión, afirmándose lo siguiente: la prisión va a ser un sistema de reeducación de los criminales. Después de una estadía en la prisión, gracias a una domesticación de tipo militar y escolar, vamos a poder transformar a un delincuente en un individuo obediente de las leyes. Se buscaba la producción de individuos obedientes.
Ahora bien, inmediatamente, en lo primeros tiempos de los sistemas de las prisiones quedó en claro que ellos no producían aquel resultado sino, en verdad, su opuesto. Mientras más tiempo se pasaba en prisión menos se era reeducado y más delincuente se era. [...] En consecuencia, el sistema de las prisiones debería haber desaparecido. Pero permaneció y continúa, y cuando preguntamos a las personas qué podríamos colocar en vez de prisiones, nadie responde.
¿Por qué las prisiones permanecieron, a pesar de esta contraproductividad? Yo diré que precisamente porque de hecho producían delincuentes y la delincuencia tiene una cierta utilidad económica-política en las sociedades que conocemos. La utilidad mencionada podemos revelarla fácilmente: cuantos más delincuentes existan, más crímenes existirán; cuantos más crímenes haya, más miedo tendrá la población; y cuanto más miedo haya en la población más aceptable y deseable se vuelve el sistema de control policial. La existencia de ese pequeño peligro interno permanente es una de las condiciones de aceptabilidad de ese sistema de control, lo que explica por qué en los periódicos, en la radio, en la televisión, en todos los países del mundo sin ninguna excepción, se concede tanto espacio a la criminalidad como si se tratase de una novedad en cada nuevo día. Desde 1830 en todos los países se desarrollaron campañas sobre el tema del crecimiento de la delincuencia, hecho que nunca ha sido probado, pero esta supuesta presencia, esa amenaza, ese crecimiento de la delincuencia es un factor de aceptación de los controles.
Pero es no es todo, la delincuencia posee también una utilidad económica; vean la cantidad de tráficos perfectamente lucrativos e inscritos en el lucro capitalista que pasan por la delincuencia. [...] La prostitución permitió volver oneroso el placer sexual de las poblaciones y su encuadramiento permitió derivar para determinados circuitos el lucro sobre el placer sexual. El tráfico de armas, el tráfico de drogas, en suma, toda una serie de tráficos que por una u otra razón no pueden ser legalmente y directamente realizados en la sociedad, pueden serlo por la delincuencia, que los asegura.
Si agregamos a todo esto el hecho de que la delincuencia sirve masivamente en el siglo XIX y en el siglo XX a toda una serie de alteraciones políticas tales como romper huelgas, infiltrar sindicatos obreros, servir de mano de obra y guardaespaldas de los jefes de partidos políticos, aun de los más menos dignos. [...] Así tenemos toda una serie de instituciones económicas y políticas que operan sobre la base de la delincuencia y, en esta medida, la prisión que fabrica un delincuente profesional posee una utilidad y una productividad.



Consignas para examen oral (lunes 27-11)

1) Señalar las ideas principales del texto

2) a) Traer un artículo periodístico relacionadas con el sistema carcelario (de Argentina o cualquier país del mundo). 
    b) Explicar la noticia.
    c) Comparar el artículo periodístico con la postura de Foucault y con lo trabajado sobre Estado capitalista en las clases.

3) Opinión personal sobre la relación entre sistema carcelario, Estado y sociedad.

sábado, 21 de octubre de 2017

Apuntes: Cordobazo y otros azos (1969)


1)      Causas externas:
-          Radicalización de la juventud: levantamientos políticos-sociales encabezados, principalmente por jóvenes estudiantes y obreros. (Ver apunte anterior).

2)      Causas internas:
-          Situación política y económica durante la dictadura militar iniciada en 1966: el primer gobierno de esta dictadura, encabezado por el General Onganía, se propuso lineamientos políticos, económicos y culturales antipopulares. Su objetivo era quedarse en el poder durante décadas. Era aliado a Estados Unidos, el cual financiaba y daba apoyo a este tipo de gobierno para luchar contra el “comunismo” (Contexto de Guerra Fría). También tenía una relación estrecha con la cúpula de la Iglesia Católica la cual llamaba a los militares a defender los “valores occidentales y cristianos” de la amenaza de la rebelión juvenil de la época.
-          En términos políticos, cerró todo tipo de canal de expresión: aumentó la represión sobre el movimiento obrero (ataque contra todo tipo de medida de fuerza) y el movimiento estudiantil (fueron intervenidas las universidades). También contra el peronismo y toda militancia de izquierda.  Además, prohibió la actividad de todo tipo de partido político.
-          También hubo una fuerte represión cultural, principalmente hubo censura contra artistas, docentes e intelectuales, y persecución contra toda práctica llevada a cabo por los jóvenes de la época (por ejemplo, era común que la policía detuviese a adolescentes por llevar el pelo largo).
-          En términos económicos, la dictadura militar ensayó un plan económico antipopular que incluía beneficios para las empresas transnacionales invertían en el país, congelamiento de salario, aumentos de precio, quita de subsidio a economías regionales (generando el cierre de una gran cantidad de empresas afincadas en diferentes provincias), apertura de importaciones, aumento de retenciones agrarias (para favorecer a empresas transnacionales). El resultado fue un aumento en la recesión económica (baja en el consumo interno). Esto impactó tanto en la situación económica de la clase obrera como en los pequeños y medianos empresarios que debieron cerrar sus comercios y empresas.
-          Hasta 1969, la dictadura logró controlar la situación, pero en ese año comenzaron a surgir protestas radicalizadas, especialmente encabezada por jóvenes estudiantes a los que se sumaban obreros y sectores medios. Estos levantamientos eran reprimidos por la dictadura con mucha violencia provocando gran números de heridos y muertos. Esto enardecía aún más a los manifestantes, generando nuevos levantamientos. Por su impacto social y radicalización estos levantamientos fueron llamados “azos”: Rosariazo (2), Mendozazo, Cordobazo (2), Rocazo, Tucumanazo.

3)      Cordobazo (mayo 1969)
-          Fue el levantamiento más importante debido a que los manifestantes lograron resistir por casi 24 horas la represión del gobierno provincial y el nacional. En este clima de levantamientos sociales, los obreros estaban soportando peores condiciones laborales que en otras ciudades como Buenos Aires. En la industria automotriz la dictadura había suspendido el “sábado inglés” en Córdoba, generando mucho malestar en los operarios pertenecientes al SMATA (sindicato de la industria automotriz). La dictadura también amenazaba con privatizar la empresa de luz eléctrica cordobesa. Allí el sindicato de Luz y Fuerza estaba encabezado por Agustín Tosco, siendo uno de los gremios más combativos de la región. También había malestar en los choferes de colectivos de esta ciudad por sus bajos salarios. Los obreros de estos sindicatos decidieron impulsaron una huelga en Córdoba para el 29 de mayo, a la cual se unieron los estudiantes universitarios de la Universidad Nacional de Córdoba y otros sectores enojados con la dictadura militar.
-          La manifestación fue mucho más grande de la esperada por el gobierno. La policía reprimió (matando al obrero Máximo Mena) pero se vio desbordada por la cantidad de manifestantes y por su grado de organización. La protesta se extendió a todo Córdoba y los manifestantes lograron recluir a la policía. La situación fue controlada por el ejército nacional 24 horas después de iniciada la respuesta.

4)      Consecuencias del Cordobazo (1969-1973)
-          El gobierno militar de Onganía quedó muy debilitado luego de esta protesta. Los manifestantes de Córdoba y otros lugares del país lograron mostrar que la dictadura no podía mantener el orden, lo cual era la principal exigencia de las empresas transnacionales para invertir en el país. Además, luego del Cordobazo, las manifestaciones contra la dictadura aumentaron en gran número. Los militares no tenían consenso social para gobernar.
-          Aparición del clasismo: dentro del movimiento obrero surgieron agrupaciones sindicales de izquierda que se oponían no sólo al empresariado y los militares, sino también a la dirigencia sindical peronista que no había resistido a la dictadura militar. Los clasistas se distinguían de las agrupaciones sindicales peronistas por impulsar la democracia obrera: realización cotidiana de asambleas donde eran los trabajadores los que decidían y discutían medidas de fuerza para resistir a la dictadura y a los empresarios. El clasismo buscaba no sólo el final del gobierno militar, sino también la revolución socialista contra el capitalismo.
-          Surgimiento de las principales organizaciones guerrilleras de Argentina: si bien durante la década de 1960 ya habían existido pequeñas agrupaciones que impulsaban la lucha armada, después del Cordobazo surgieron las dos más importantes de ellas:
I)                   Montoneros: fue una organización que veía a Perón como un líder revolucionario. Proponían la lucha armada para generar el retorno del máximo referente del peronismo que luego implementaría una “revolución nacional y social”. Su primer acto público fue el secuestro y fusilamiento del General Aramburu (uno de los líderes de la dictadura militar que había derrocado a Perón en 1955 y máximo responsable de numeroso asesinatos y persecuciones contra peronistas). Los Montoneros lograron, en un primer momento, una gran simpatía entre vastos sectores del peronismo. Lograron tejer lazos en el movimiento estudiantil y sindical, además de inserción en barrios y asentamientos populares. Desde el exilio, Perón los alentaba las acciones armadas de Montoneros dado que pretendía debilitar a la dictadura militar. Para los Montoneros sus principales enemigos eran los militares “gorilas”, los oligarcas (grandes empresarios), y la dirigencia sindical peronista que no luchaba por el retorno de Perón a la Argentina (los acusaba de ser “traidores” al peronismo)
II)                PRT-ERP (Partido Revolucionario de los Trabajadores – Ejército Revolucionario del Pueblo): eran guevaristas y marxistas. Tenían como principal ejemplo a la Revolución Cubana de 1959. No consideraban a Perón un líder revolucionario, sino a un representante de la burguesía que había dado derechos laborales para lograr la aceptación del capitalismo por parte de los trabajadores. Realizaban secuestros y ataques armados, principalmente, contra empresarios (en momentos que los obreros de esas empresas estaban en conflicto) y militares.

-          Causas del retorno del peronismo al gobierno: los sectores más lúcidos de las Fuerzas Armadas y de la burguesía se dieron cuenta que en este contexto de radicalización social (con numerosas protestas estudiantiles y obreras, y acciones de las organizaciones guerrilleras) debían intentar que el peronismo volviese al gobierno para, principalmente, reducir el malestar social. Así pactaron con Perón y Balbín (líder de la UCR), el llamado de elecciones para marzo de 1973. No obstante, sectores antiperonistas del ejército lograron vetar la candidatura de Perón.

viernes, 20 de octubre de 2017

Apuntes: Radicalización de la juventud en la década de 1960


-          Los jóvenes en la década de 1960, tanto de Argentina como de gran parte del mundo, se transformaron en un actor radicalizado que enfrentó al poder económico y político, y a las tradiciones culturales existentes en occidente desde hacía siglos.
-          Causa principal: en su mayoría eran “hijos del Estado de Bienestar”: provenían de familias obreras que experimentaron un fuerte ascenso social luego de la Segunda Guerra Mundial. No habían experimentado directamente la pobreza y el hambre surgidas durante las guerras mundiales y la crisis mundial de 1930. Crecieron con niveles económicos que les permitieron, a diferencia de sus padres, estudiar hasta el nivel secundario o universitario. Muchos de ellos no trabajaban hasta la mayoría de edad, u otros trabajaban y estudiaban en el nivel universitario.
-          Hasta entonces las universidades eran lugares elitistas: sólo los hijos de empresarios podían ingresar allí. No estaban preparados para recibir masivamente a estudiantes. Esto generó problemas dentro de las universidades. Los jóvenes comenzaron a exigir reformas: comedores estudiantiles (donde la comida se podía adquirir a bajo precio), dormitorios, más cupos, aulas más grandes. Esto permitió que muchos jóvenes tuviesen contacto con agrupaciones de izquierda radicalizadas a través de los centros de estudiantes. Estos grupos también tomaron contacto con trabajadores fabriles, ya sea por venir de familias obreras, por tener una ocupación laboral y, a la vez estudiar, o a través de la militancia en partidos de izquierda (en Argentina ello también ocurría con el peronismo).
-          Al mismo tiempo, muchos jóvenes obreros que ingresaban al mundo del trabajo no se conformaban con los derechos laborales que sus padres habían logrado. Comenzaron a pedir más de lo que el sistema podía darles: control de la producción, reparto de las ganancias logradas por las empresas.
-          Rebelión cultural: Además estos jóvenes encabezaron una rebelión cultural contra todo tipo de autoridad: padres, docentes, empresarios, jerarcas religiosos. Gozaban de mayor tiempo libre (gracias que no tenían que trabajar desde pequeños). Esto les permitió crear sus propios códigos a través de vestimentas particulares (minifaldas, jeans, camperas de cuero) o la utilización de pelo largo por los hombres (algo considerado homosexual para los sectores conservadores).
-          Cambios en las pautas sexuales: la invención de la pastilla anticonceptiva permitió que las mujeres pudiesen liberarse de la prohibición de tener sexo antes de casarse. En las mayorías de las familias de occidente que una mujer soltera quedara embarazada era considerado un pecado debido a la tradición cristianas que exigían que las personas llegaran vírgenes al matrimonio. A partir de este cambio, las mujeres pudieron disponer de sus cuerpos más libremente.
-          El tiempo libre también permitió el surgimiento de la industria de la música para jóvenes: rock y pop. A través del rock, muchos jóvenes podían expresar su rebeldía contra las autoridades tradicionales, e incluso contra el sistema mismo. Los símbolos musicales de estas tendencias de la década de 1960 fueron los Beatles y los Rolling Stones.
-          También en otras ramas del arte surgieron manifestaciones que criticaban diferentes aspectos de la realidad y proponían alternativas, algunas muy delirantes para la época.
-          También creció el consumo entre los jóvenes de drogas alucinógenas (la más conocida de la época fue el ácido lisérgico). Con ellas buscaban experimentar “nuevos estados” de conciencia e inconsciencia.
-          Rebelión política: los jóvenes de los 60s encabezaron levantamientos de diferente tipo contra los gobiernos en muchos países, no sólo en el capitalismo, sino también en los países “comunistas” contralados por la URSS (como en la “Primavera de Praga” de 1968). Estos levantamientos buscaban cambios sociales que el poder no podía permitir por eso fueron respondidos, en la mayoría de los casos, con una gran represión).
-          Surgieron nuevos partidos de izquierda que criticaban al capitalismo pero también al stalinismo de la Unión Soviética (representado por el Partido Comunista). Algunos de estos grupos fueron trotskistas (que ya existían desde la década de 1940), maoístas (que reivindicaban el gobierno de China encabezado por el revolucionario Mao Tse-Tung) y grupos que reivindicaban la lucha armada a través de formaciones guerrilleras. Además, aparecieron agrupaciones que defendían los derechos ecologistas, de las mujeres y de los homosexuales.
-          Las guerrillas crecieron por la experiencia de Vietnam (donde los campesinos vietnamitas resistieron al ejército estadounidenses durante más de una década, logrando expulsarlos de allí) y con la Revolución Cubana de 1959. Esta última fue encabezada por jóvenes de alrededor de 30 años que logaron terminar con una dictadura militar y de la dependencia y subordinación económica de Estados Unidos.
-          La Revolución Cubana tuvo una fuerte influencia en toda América Latina donde surgieron grupos de jóvenes radicalizados que buscaban imitar ese levantamiento. Los símbolos estas organizaciones guerrilleras eran Fidel Castro (líder de la revolución cubana) y el Che Guevara (quién había participado de la revolución cubana y más tarde había partido hacia otros destinos buscando generar nuevas revoluciones  a través de la lucha armada, siendo asesinado en Bolivia en 1967 por la CIA estadounidense y el gobierno de ese país).
-          En Estados Unidos también los jóvenes participaron de movimientos pacifistas contra la guerra de Vietnam (principalmente el hipismo) y por la lucha de los derechos de los afroamericanos. Hasta los años sesenta, los “negros” estadounidenses no tenían los mismos derechos que los “blancos”. Ello pude revertirse, sin acabar con el racismo, gracias a la lucha de grupos anti racistas.
-          Incluso al interior de la Iglesia Católica surgieron jóvenes sacerdotes, principalmente en los países de Tercer Mundo, que se acercaron a los postulados de agrupaciones de izquierda, asociando la figura de Jesucristo con la revolución. En América Latina proliferaron curas que trabajaban en barrios empobrecidos que entablaron lazos con organizaciones guerrilleras. 
-          La radicalización política de la juventud también puede visualizarse en los levantamientos estudiantiles-obreros de finales de la década del 60. El principal ejemplo de ello fue el Mayo Francés de 1968 donde estudiantes universitarios comenzaron una protesta contra el gobierno que luego se extendió y radicalizó en París con huelgas obreras y enfrentamientos con la policía.

-          En Argentina ocurrieron diferentes levantamientos de este tipo, siendo el Cordobazo el más conocido de ellos.